El sorprendente Pokemon Tournament sale de lo esperado y da pelea

Por Axel Christiansen Z. (@donfilofio)

Es fácil encasillar a todos los títulos de Pokémon bajo la misma sombra, sobre todo cuando estar realmente al tanto de como va la serie es una tarea bastante compleja. La franquicia que hace poco cumplió 20 años de existencia ha pasado ya por cuatro generaciones de consolas portátiles, una serie de TV que aun sigue al aire y la cantidad de monstruos de bolsillo ha aumentado de 151 a 721.

Por lo tanto, es lógico que para muchos, al conocer la existencia de Pokken Tournament -el último juego de The Pokemon Company lanzado para Wii U en conjunto con Bandai Namco- lleguen con el prejuicio de asumir que, al ser un juego con Pikachu en la portada, se trata de un producto para niños o para quienes siguen creyéndose en cuento de ser entrenadores de Pokemon.

Y la verdad, es que no. Pokken Tournament es, por sí mismo, un muy interesante juego de peleas que se diferencia de casi todo lo que existe hoy en el mercado. Un juego que puede disfrutarse de manera casual ya que cada botón que presiones hará algo bonito y brillante, pero que para los estudiosos de los sistemas de juegos, puede contener una gran cantidad de ideas para desarrollar y llevar el juego a niveles competitivos.

El roster de personajes contiene a 14 pokemon iniciales y 2 ocultos que se desbloquean pasando el modo de historia, o bien, colocando el Amiibo correspondiente en el control, como ya es costumbre de Nintendo en estas fechas. Pueden sonar pocos personajes considerando la enormidad de posibilidad que había para escoger, y sobre todo cuando vemos que dos de los 16 son Pikachus y otros dos son Mewtwos.

Cada personaje tiene habilidades diferentes y un modo de juego completamente diferente al anterior. Incluso los dos Pikachus que se incluyen -el normal y la enmascarada- poseen movimientos totalmente diferentes.

Una prueba de ello está en los controles. Hay tres botones de ataque para cada personaje: Uno débil, uno fuerte y uno llamado “Ataque Pokemon” que varía para cada personaje. Y es cierto, ese botón hace tantas cosas diferentes en cada creatura que depende de cada uno descubrirlo.

Una vez escogido el Pokemon favorito para pelear, el combate comienza en una perspectiva 3D que se parece a los juegos de anime de Bandai Namco como Budokai o J Stars, donde la cámara sigue a un personaje que se mueve libremente por una arena. Hasta ahí, todo bien. Tres botones de ataque, uno de bloqueo, otro de salto y eso es lo básico para ponerse a pelear.

La cosa se empieza a poner interesante cuando, de pronto hay un “cambio de fase”, donde la perspectiva del juego cambia a un juego de peleas más tradicional, bloqueando el movimiento a un ambiente 2D que ahora si se parece a Tekken.

Estos cambios de perspectiva no son al azar, ya que siempre son consecuencia de algún remate fuerte o un movimiento especial, por lo que la gracia del juego está precisamente en saber cuándo ir cambiando de fases y adaptar sus movimientos a ello, porque claramente la fase abierta es más para perseguirse y dominar espacio, mientras que la “fase de duelo” es donde realmente se hace el daño a base de combinaciones.

Las combinaciones se realizan muy parecidas al control de Tekken: olvidate de las medias U o giros de la palanca, sino que acá los golpes varían dependiendo de la dirección que se presione más el orden de los botones, generando así diferentes combos con distintas propiedades.

poke

De cada personaje dependerá la estrategia. A Charizard, por ejemplo, por su tamaño y tipo de ataques la fase abierta le acomoda mucho más, en cambio a Machamp, cuyos poderes se basan en golpes y puños, querrá estar lo más posible en al fase de duelo.

A todo esto se le suman los pokemon de soporte, elegidos antes de pelear y que sirven para ayudarnos en medio de la pelea una vez se llene la barra para llamarlos. Y por si fuera poco hay otra barra, llamada barra de sinergia que sirve como una suerte de “X Factor” que aumenta temporalmente la habilidad del peleador y además le permite hacer su super poder que en varios casos puede terminar definiendo la pelea.

Todo eso que les conté queda mucho mejor explicado con la serie de tutoriales que trae el juego y que explica en gran detalle todas las cosas que se pueden hacer en el juego, que son varias. ¿Es necesario pasar por ahi para jugar? Si quieres jugar en linea y a nivel competitivo, si, es una obligación ver cada lección y repetirla más de una vez, tal como si fuera un texto de estudio. Los jugadores casuales puede que necesiten saber lo básico e igual lo pasarán bien viendo todo lo que explota en pantalla.

movistar_pokemon_03

Lamentablemente, todo lo completo que tiene el modo de entrenamiento, no está presente en el resto del juego. Sí, el modo online funciona, sin nada de lag y bien, pero el resto, no lo sé. El modo principal de un jugador llamado “La Liga Ferrum” incluye una serie de peleas para ir avanzando en una liga ficticia para convertirse en el mejor entrenador de la zona.

Lo malo de esto es que se vuelve repetitivo rápidamente y ahí es donde se nota quizás la falta de personajes, ya que luego de 20 o 30 encuentros, empezar a ver los mismos personajes se hace algo tedioso. Además, el juego te obliga a usar el personaje con el que armaste tu perfil y sí, el personaje se puede cambiar, pero en un menú aparte del de esta liga, por lo que no solo estarás peleando contra hordas de clones sino que además siempre con el mismo personaje.

Otra cosa en la que hay que pensar es que para jugar de a dos jugadores, uno utilizará el televisor y otro el control del gamepad, esto para que cada uno tenga su propia perspectiva de movimiento, lo cual me parece muy bien aunque lo malo es que para que la consola lance dos imágenes diferentes tuvo que sacrificar fluidez, por lo que allí corre a 30 FPS en lugar de 60.

Pero fuera de eso, Pokken Tournament es un juego de peleas poco convencional pero que entretiene y al que incluso le veo algo de futuro en la escena competitiva. Nunca llegará a ser un competidor de los grandes como Street Fighter o KOF, pero dentro de todo lo que ha salido este último tiempo, es el juego de Pokemon que más público diverso podría reunir, aun cuando no te sepas ni siquiera una estrofa del Pokerap.

NOTA: 3 de 5 pokebolas

Escrito por: