Mejor que en el 2001… Valdivia gana y celebra el título en su casa y con su gente!


Tras 14 años, los albirrojos se convierten nuevamente en el mejor equipo del básquetbol chileno, tras vencer dramáticamente – como en toda la serie – a Universidad de Concepción por 83-79, en el sexto partido de la superfinal de la Liga Nacional

El Club Deportivo Valdivia se transformó en el nuevo monarca de la Liga Nacional de Básquetbol al vencer a Universidad de Concepción, por 83-79 (51-42), logrando con ello el cuarto triunfo en la llave al mejor de siete duelos , y  una ventaja irremontable de 4-2 en la serie para quedarse con el título ganado en la temporada anterior por Colo Colo.

El equipo dirigido por el argentino Juan Manuel Córdoba logró remontar las duras derrotas recibidas en los duelos iniciales de la serie en Concepción, sumando cuatro triunfos en línea, incluyendo el estrecho duelo ganado como visitante por 76-78 en el quinto duelo disputado en la Casa del Deporte, localía del equipo del Campanil, que les permitió definir en su cancha, y con su gente.

Partido
El primer cuarto fue el más parejo del partido. La pelota transitó en la mediacancha, y Valdivia no podía explotar su mejor expediente ofensivo, corriendo contragolpes. Además, la combinación establecida por Pablo Ares, de pivotes especialistas en su puesto (Patricio Briones y Yamene Coleman), y veloces bases, les permitió tomar ventaja.

A_UNO_644336_Small
FOTO: MIGUEL ANGEL BUSTOS/AGENCIAUNO – LIGADIRECTV

Pero a partir del segundo cuarto, Valdivia se acomodó y comenzó a volcar el partido a su favor. Erik Carrasco manejó mejor los hilos del juego, y ante las tempranas complicaciones en faltas de los titulares penquistas, los refuerzos norteamericanos del CDV se dieron un festín en la zona estudiantil. El 31-19 de los locales en el segundo cuarto anticipó a sus fieles hinchas que el sueño de cerrar la llave y alcanzar la corona era posible.

Párrafo aparte para el pobre desempeño del norteamericano John de Groat, que llegó el viernes al país para reemplazar al lesionado Tracy Robinson. El nombre del norteamericano fue celosamente guardado por el equipo penquista para impedir que sus rivales pudiesen estudiar su juego. Pero pareció que el cuerpo técnico encabezado por Pablo Ares tampoco pudo meterle en los sistemas del equipo.

Y la apuesta del técnico penquista no resultó: si le dijeron que De Groat era un goleador, pudieron engañarle. El norteamericano no tenía la explosión y el compromiso defensivo de Robinson, lo que terminó haciendo más lento y “pesado” al juego de la escuadra estudiantil. Además se complicó con faltas personales. Y terminó el partido, sentado en el banco de suplentes desde el tercer cuarto, frustrado con apenas tres puntos.

A_UNO_644337_Small
FOTO: MIGUEL ANGEL BUSTOS/AGENCIAUNO – LIGADIRECTV

Tras el descanso, se esperaba la reacción de la U de Conce. Pero lejos de aquello, Valdivia jugó su mejor básquetbol. Coleman sufrió el cobro de su cuarta falta y debió sentarse en el banco. Con la zona menos congestionada, los locales comenzaron a correr la cancha con soltura. Y cuando el CDV tiene espacios para correr marca la diferencia. Louis y Summers se convirtieron en pesadillas para los defensores penquistas, y Pablo Ares parecía no tener respuesta desde el banco.

Los locales ganaron el período por 17-6 y tomaron ventaja de 20 puntos, por lo que se creía que el último cuarto sólo sería un trámite para que se desatara la fiesta. Pero ello no ocurrió: Ares sacó a los extranjeros, y recurrió a sus jugadores más jóvenes, para volver a motivar a sus titulares. Y la movida resultó: la entrega de los “carasucias”, encabezados por los activos Pablo Coro y Diego Silva, hizo reaccionar a los penquistas, que tomaron un segundo aire, y lograron un 16-0 que les permitió ilusionarse de cara al minuto final, llegando incluso a reducir la desventaja a sólo un doble, para poner dramatismo al cierre del juego. Pero, un triple de Sebastián Suárez metió a Valdivia de nuevo en el partido; y a la hora de definir desde la línea de los libres, Erik Carrasco tuvo la sangre fría necesaria para dejar al CDV 4 puntos arriba.

ASI, DIEGO SAEZ NARRÓ LOS ÚLTIMOS SEGUNDOS DE LA LIGA EN BASKET EN ADN

Los norteamericanos Durrel Summers y Arnold Louis fueron las mejores manos del campeón, con 27 y 26 puntos respectivamente. Y con 15 puntos y 10 asistencias, Erik Carrasco fue el mejor nacional, consagrándose con justicia como el jugador más valioso de la serie final y del campeonato. En la U de Conce, Claudio Naranjo con 31 puntos, y el norteamericano Yamene Coleman con 19 unidades, fueron los goleadores.

La victoria por 83-79 lograda por los valdivianos en un repleto Coliseo Municipal Antonio Azurmendy Riveros, con más de 6 mil personas en sus gradas, concretó el segundo título nacional de la escuadra valdiviana, luego de la corona de la Dimayor alcanzada en el año 2001, superando al Provincial Llanquihue de Jack Michael Martínez, en un séptimo duelo en Puerto Montt. Además, en 2011, los albirrojos fueron campeones adultos de Liga Saesa.

A_UNO_644367_Small
FOTO: MIGUEL ANGEL BUSTOS/AGENCIAUNO – LIGADIRECTV

Por ello, la fiesta fue larga en la noche valdiviana. Tras celebrar el título y recibir la Copa en la cancha del Azurmendy Riveros, los campeones abordaron un carro del Cuerpo de Bomberos local, recorriendo las calles del centro y la Costanera, donde más de 20 mil personas que no alcanzaron entrada para el duelo decisivo, se reunieron a ver el partido en una pantalla gigante. Y las celebraciones no se detuvieron hasta bien entrada la madrugada, tal como ocurrió con grupos de valdivianos que se reunieron a ver o escuchar el partido a lo largo y a lo ancho del país. La ocasión y la celebración lo valía.

28 de Febrero 2016/CONCEPCION Jugadores de Deportes Valdivia celebran luego de ganar el partido por la final de la Liga Nacional de Basquetbol Directv entre Universidad de Concepcion vs CD Deportes Valdivia jugado en la Casa del Deporte. FOTO: MIGUEL ANGEL BUSTOS/AGENCIAUNO
FOTO: MIGUEL ANGEL BUSTOS/AGENCIAUNO – LIGADIRECTV
Escrito por: