El nuevo Fire Emblem Fates: Problemas familiares

Las opciones morales se han convertido en uno de los recursos argumentativos favoritos dentro de la industria de los videojuegos. La posibilidad de poder elegir el bien o el mal y desde allí variar nuestra aventura es una de las ilusiones favoritas que podemos encontrar en las historias modernas.

Ese ese el concepto que mueve a Fire Emblem Fates, la última entrega de la serie de combates tácticos de Nintendo para la 3DS. Fire Emblem Fates puede encontrarse en tres sabores diferentes: Birthright y Conquest son las versiones que podrás encontrar en las estanterías de tus tiendas favoritas, mientras que Revelations es un tercer camino que solo está disponible como descarga.

¿En qué se diferencian estas versiones? ¿Es esta la llegada del modelo de Pokemon a otras series? No tanto. Mientras en Pokemon la estructura y objetivo del juego es la misma en cada versión, variando solo lo personajes que encuentras, en FE: Fates cada versión es un camino distinto de la misma historia.

De hecho, los seis primeros capítulos, en cualquiera de las versiones, son exactamente iguales, pero luego te obligan a tomar un decisión que luego se convierte en el juego.

La historia narrada en estos 6 capítulos es la de Corrin, el o la protagonista del juego dependiendo de como lo configure el usuario, que vive en el encierro en el reino de Nohr. Un día es liberado/a para acudir a una misión al reino de Hoshido, el principal rival de Nohr en sus planes para dominar el mundo.

En esta misión, Corrin termina en manos de tropas de Hoshido, sólo para enterarse que su verdadera madre era la reina de Hoshido y que en su juventud, Corrin había sido raptado/a por alguna misteriosa razón por las tropas de Nohr.

Fire Emblem™ Fates para Nintendo 3DS – Sitio oficial

Todo este dramón digno de teleserie mexicana te lleva a la principal decisión del título. En medio de una batalla: ¿Por qué familia optas? ¿Por quienes te criaron y consideras como hermanos o tu familia verdadera que recién conoces? Esta opción no la tomas en el juego, sino que ya la tomaste al haber comprado el juego: si quieres irte con tu familia real, debes comprar Birthright, en cambio, si no quieres separarte del reino que te crió, tu opción es Conquest.

Pero más allá de esta opción de historia, también hay una diferencia en cuanto al contenido del título. De partida, el reino de Nohr tiene una apariencia feudal y oscura, mientras que Hoshido està inspirado en los jardines y palacios japoneses.

Cada juego tiene personajes y unidades diferentes con las cuales relacionarte y armar así tu ejército perfecto. La estructura de las misiones también varía de juego a juego: Birthright está hecho para dar la bienvenida a quienes quieran conocer la saga, con misiones más fáciles y directas, mientras que Conquest es algo más variado y por lo mismo, entrega un nivel de desafío mucho mayor.

 

Ambos juegos entregan una historia larga, entretenida y con mucho contenido por descubrir, por lo que de verdad vale la pena jugarlos ambos, aunque el orden no altera el resultado del producto. El tercer camino, llamado Revelations, si debe ser jugado al final, ya que contiene spoilers tanto para Birthright como para Conquest. Mi consejo es ir por uno de los cartuchos y el resto de las historias descargarlas, no solo porque es más barato sino que además podràs hacer uso del mismo archivo para vincularlos entre si y obtener items especiales.

La jugabilidad es la misma que pudimos encontrar en el excelente Fire Emblem Awakening, aunque con algunas diferencias. La principal es que las armas ya no se rompen con el uso, pero ahora están diferenciadas por el tipo de efectos extras que generan en los enemigos. También hay clases nuevas como la Songstress que permite dar un movimiento extra a una unidad ya usada o el Wolfskin, un hombre lobo. Hay clases específicas para cada versión así que ahí también tenemos más variedad.

Todo el aspecto social del juego se mantiene. Las unidades que van juntas a la batalla generan lazos de amistad, los que pueden terminar en amor y luego en que estas se casen. Al casarse tienen hijos que por lo general mejoran a sus padres en estadísticas. La gracia de Fire Emblem está entre hacer el balance de si genero lazos de amistad por conveniencia o porque me interesa ir viendo las personalidades de los personajes. Y para los que temían por la censura del juego, la verdad, no se preocupen, hay varios elementos bastante maduros, otros chistosos pero nunca se siente que algo fue sacado a la fuerza.

También hay nuevos cambios en la dificultad y accesibilidad del juego. Desde el principio se puede elegir entre Normal, Hard o Lunatic y luego, decidir qué pasa con los personajes cuando mueren en el campo de juego. La gracia de la serie Fire Emblem es que las muertes son permanentes, por lo que perder una unidad en batalla es perderla para siempre.

Sabiendo que esto puede ser muy traumático para los jugadores, desde la edición pasada existe el modo “casual”, donde el personaje que fallece revive para el próximo capítulo y uno nuevo llamado modo Fenix, donde el personaje revive dentro de la misma batalla.

Personalmente creo que la gracia de un Fire Emblem es jugarla en modo clásico, arriesgando a perder personajes para terminar una misión, ya que así cada movimiento o ataque que se haga realmente cuenta.

Pero el principal cambio está en el centro de comandos de los personajes, un nuevo modo llamado “Mi Castillo”. Allí los usuarios deberán crear su propia fortaleza colocando tiendas y diferentes tipos de edificios que permitirán prepararse mejor antes de ir a las misiones. Estas fortalezas son únicas e incluso pueden visitarse a través de internet, ya sea para hacer amigos, o bien, para atacarse unos a otros. Estas invasiones sirven para  generar dinero y experiencia y así poder ir a los combates en línea.

screenshot6

El modo Mi Castillo es una mezcla entre Fire Emblem y Animal Crossing, y es muy gratificante ir viendo como tu pequeño palacio va creciendo junto contigo en la aventura.

En fin,  es un juego que mejora en todo a su versión anterior. Mejores gráficas, más accesibilidad, más personajes para conocer y un experimento bastante interesante sobre cómo contar tres historias derivadas de un mismo argumento.

Fire Emblem Fates, en cualquiera de sus versiones, es un imperdible para los que aun tienen su Nintendo 3DS esperando un juego para sacarle el jugo. Este es uno de ellos y la evolución precisa de una de las sagas más importantes para la gran N.

NOTA: 5 de 5 waifus

Escrito por: