¿Qué nos ofrece el nuevo Need for Speed que lo hace atractivo?

Por Axel Christiansen Z (@d0nfil0fi0)

Todos tenemos un amigo que raya con alguna serie de TV, película o libro de moda. Este amigo llega al punto de vestirse como sus personajes favoritos, aprenderse sus diálogos y tratar de vivir su vida tal como aparece en su pantalla.

Si esto se aplicara al mundo de los videojuegos, nuestro amigo se llamaría Need for Speed y la película que admira, Rápido y Furioso. En el año 2003 debutó el Need For Speed Underground, que por primera vez traía a la serie la temática del tuning, las carreras nocturnas y la necesidad de tener un auto que no sólo corra rápido sino que se vea lo más enchulado posible.

A la par del éxito de la serie Rápido y Furioso, Underground fue un hit para la serie NFS, al punto de que lanzaron una secuela años más tarde y siguieron incluyendo algunos de los elementos de esa serie en sus entregas futuras.

image (1)

 

Ahora, Electronic Arts de la mano del estudio Ghost lanzaron una secuela espiritual de la saga Underground que, de paso, también busca relanzar la marca. El juego se llama Need For Speed, sí, a secas, y ya lleva un tiempo en el mercado, aunque un par de actualizaciones han mejorado bastante la experiencia.

Lo interesante de Need for Speed es su presentación. Todas las secuencias de la historia son desarrolladas a través de escenas en live action, grabadas con actores reales quienes hablan y miran a la cámara como si te estuvieran conversando. La apuesta es… diferente, hay que admitirlo, pero en realidad no tiene mucho sentido. Mientras avanzas en las carreras vas desbloqueando más de estas escenas pero en realidad no te dicen mucho sobre una historia en general, sino que tratan de perfilar a los cinco personajes que a lo largo del juego te irán dando desafíos.

Need For Speed es un juego de mundo abierto, es decir, todo transcurre en tiempo real y las pistas y desafíos son sacados de las mismas calles de la ciudad ficticia de Ventura Bay. Este estilo de juego en realidad me desagrada un poco, ya que las carreras terminan teniendo poca variedad de locaciones y además, se pierde el balance entre el hacer una ciudad entretenida y una pista de carreras que tenga personalidad.

El juego ofrece diferentes tipos de desafíos como carreras Sprint, de un punto a otro, carreras en circuito donde hay que rodear algunas calles, otras donde hay que hacer puntos mediante la acumulación de derrapes, y otras que combinan todos estos estilos de juego. Los desafíos son entregados por estos cinco personajes que te guían por la ciudad, cada uno obsesionado con cierta parte de la conducción de carreras, y dependiendo de eso será el tipo de carrera en la que competirás.

Spike, por ejemplo, te enviará desafíos de velocidad, Manu de estilo de conducción, Robyn te encargará crear bandas y hacer carreras liderando grupos de corredores y Amy tiene que ver con el diseño y las mejoras del auto. El quinto personaje es un hombre misterioso cuya identidad no revelaré, pero es el que te obliga a pasar pruebas con persecuciones de policía.

Además de eso hay cientos de carreras libres a lo largo de todo el mapa, la cuales te dan, dependiendo del desempeño, dinero como puntos de REP, o reputación, que es la experiencia del conductor. Mientras más REP tengas podrás acceder a más carreras, desafíos que pagan más y también a diferentes partes para ir mejorando aun más tu auto.

Una de las cosas buenas del juego es que el proceso de tuning es tan sencillo como ir al garage, buscar las partes y si los números de tu auto se vuelven verdes, sabes que es bueno comprarlo. Yo, sin saber nada de autos, me puse a comprar inyectores y sistemas de ventilación y mejoras al motor que en otro contexto habrían sido chino para mí, pero ahora al ver cómo suben los números, sé que es para mejor.

Ahora, lo complicado del juego es que para disfrutarlo necesitas conectarte a internet. Como todos los juegos modernos, este mundo abierto está interconectado desde el principio con el resto de los jugadores, todo para crear una experiencia más dinámica. Pero la verdad es que a la larga terminaban siendo una molestia.

Y cuando lanzaba los desafíos de carreras abiertas, nadie los aceptaba. Y es lo que siempre va a pasar en estos ambientes. Por favor, separemos la experiencia de un jugador con la multiplayer, cuando yo quiera jugar con el resto, me conecto, y así sabré que todos están en la misma, pero al atar la experiencia de un jugador a estar conectado, y en este juego se notó, al final puede que te toque un tipo competitivo, entre 10 que no quieren jugar.

Pero a la larga, Need For Speed es un buen juego. Es bonito, aunque lamento que todas las carreras sean en la noche, al amanecer o con lluvia, y que el aspecto de ciudad se vuelva repetitivo con el tiempo. Fuera de eso, enchular el auto es divertido, y los diferentes desafíos son variados y entretenidos. No es mi favorito de la saga pero tal como Rápido y Furioso, los autos enchulados en Need For Speed se niegan a morir.

NOTA: 3 de 5 decoraciones de neón

Escrito por: