Investigador de la corrupción de la FIFA: “Mayne Nicholls será reivindicado”

Por Rodrigo Hernández, director de Deportes de ADN

El periodista británico Andrew Jenning investigó durante décadas los actos de corrupción al interior de la FIFA y anticipó varios años atrás el escándalo que vive actualmente el organismo rector del fútbol mundial. Jenning cuestiona la ineptitud de los medios por su tardanza en advertir los hechos, critica la codicia de Blatter y decenas otros de dirigentes, asegura que Sergio Jadue fue inteligente al entregarse a la justicia estadounidense y reivindica a Harold Mayne Nicholls.

Según Jennings, el ex funcionario de la FIFA no cometió ningún ilícito y fue juzgado por un comité de ética corrupto.

-¿Por qué pasó tanto tiempo para que estos hechos de corrupción fueran investigados y conocidos públicamente?
-En gran parte por culpa de la prensa. Los editores de los medios de todo el mundo enviaron a reportear a periodistas no muy capaces. Nunca obtuvieron respuestas interesantes de la FIFA.

-Si se acreditó que Sudáfrica pagó coimas para quedarse con el mundial, ¿sospecha usted que con Brasil, Rusia y Qatar ocurrió lo mismo?
-Creo que todos recibieron coimas de alguna manera, hay bastante evidencia que ha ido apareciendo con el correr de los días. Es muy interesante el anuncio que hizo Loretta Lynch en cuanto a que va a investigar la designación del mundial de Qatar. De hecho, la justicia norteamericana ya lo había hecho antes.

-Datisa, la empresa adjudicataria de derechos de televisión, pagó coimas a los dirigentes de la Conmebol en Sudamérica, ¿cree usted que esta ilegalidad se produjo también en otros continentes?
-Es difícil precisarlo, normalmente en los sitios donde hay normas más rigurosas y mayor fiscalización existe menos corrupción. Sabemos que en Sudamérica hay mucha corrupción, pero está por verse a cuántos países se expandió este fenómeno. No me sorprendería si esto fuese un virus mayor, pero debemos esperar el curso de la investigación.

-En el último reporte de la justicia estadounidense se anunció el procesamiento de 16 nuevos inculpados, ¿cuánta gente más integraba esta red de corrupción?
-No sé cuántos más están involucrados en este escándalo. Pero creo que ustedes, los medios, deben hacer una autocrítica pues enviaron a la FIFA periodistas de fútbol bastante ineptos que nunca sacaron ninguna historia. No soy periodista de fútbol, pero obtuve mejor información al respecto. Yo soy un investigador de casos de corrupción, un investigador del crimen organizado y desde hace muchos años supe y comprobé que la FIFA era un ente del crimen organizado. Fue un gran placer cuando hace seis años el FBI me dijo “nos gustaría hablar con usted”. Fue el mejor premio a mi trabajo.

Andrew Jennings: Para mí la FIFA es un ente del crimen organizado desde hace años

El periodista aseguró que el organismo ha funcionado con impunidad porque los medios “han enviado a reportes de fútbol bastante ineptos” a cubrir la corrupción.


-¿Conoce al ex presidente del fútbol chileno Sergio Jadue y los cargos por los que fue imputado?
-No, no sé nada de él. No quiero que piensen mal de mí, pero no te tenido tiempo suficiente para ver los casos de cada país. Son 209 naciones las que componen la FIFA y no puedo fijarme en cada una de ella. Ahora, dándole una mirada rápida al caso por lo visto fue parte de la red de corrupción.

-Jadue se entregó a la justicia y aceptó dos cargos bajo la figura de delación compensada.
-Si se entregó a policía fue lo más inteligente que pudo hacer. Ahora todos corren a entregarse a la justicia y enfrentar un proceso de extradición como Jack Warner, ex presidente de la Concacaf. El FBI le dijo que contara todo una vez que se presentara en la corte. Warner probablemente arriesga una pena de 20 años de cárcel.

-¿Habrá un antes y un después de este escándalo de corrupción?
-Acá cayó gente corrupta, gente que participó por años en una red ilícita, en los peores vicios del poder. Afortunadamente cuando el FBI termine la investigación los estándares de la FIFA serán muy distintos.

-¿Conoce a Harold Mayne Nicholls?
-Lo conozco muy bien y sé que fue sancionado por la FIFA. El año pasado este organismo dejó en claro que todos aquellos que estuvieran en contra de la política de silencio de Blatter iban a ser sancionados. Ahora todo cambió. Es el momento de que Harold cuestione a la corte que lo castigó y se llegue al fondo de este asunto.

-El Comité de Ética sancionó a Mayne Nicholls por preguntar por una pasantía para su hijo y su cuñado en Qatar mientras evaluaba a ese país como sede del mundial, ¿fue imprudente en esa acción?
-No. Creo que Harold estuvo bien en lo que hizo, no veo la imprudencia o incompatibilidad. El punto fue que un comité de ética corrupto falló en su contra. Si miras el caso con detenimiento verás que en este comité hay un presidente, el suizo Cornel Borbely, y otra gente con cero credibilidad.

-¿Fue desproporcionada una sanción de siete años?
-No creo que tenga culpa de nada. Fue un oficial de la FIFA muy correcto. Si eventualmente todo se resuelve pronto, Loretta Lynch y los suizos nos entregarán una FIFA muy diferente, claro, si queda algo de esta organización.

-¿Queda mucho por esclarecer en torno a la FIFA? ¿El escándalo es aún mayor?
-Cada uno puede sacar sus propias conclusiones, lo importante es precisar que cuando hablamos de la FIFA hablamos de un cierto número de miembros corruptos, no de los cientos, miles o millones que siguen sus reglas cada fin de semana alrededor del mundo.

Acá estamos en presencia de un grupo de gente mala que decidió quedarse con un dinero mal habido para, entre otras cosas, asignar los mundiales de Rusia y Qatar. Esto abre otro capítulo que se va a destapar en los próximos meses. En ese  momento Harold Mayne Nicholls, que entregó informes desfavorables a ambas candidaturas, será reivindicado junto con otras personas que también hicieron bien su trabajo.

-Andrew, después de muchos años, imagino que la FIFA, en un acto de transparencia, podrá volver a acreditarlo para sus eventos alrededor del mundo.
-No fue un problema para mí estar 30 años sin una credencial y, en realidad, no la quiero. Obtuve información de todos lados sin necesidad de estar acreditado. La gente que obtenía los pases de prensa iba a las conferencias de prensa a escuchar las frases cliché de Blatter. No me preocupa para nada. Además, a este ritmo no creo que quede mucho de lo que alguna vez conocimos como la FIFA. En seis meses más todo será muy distinto.

Escrito por: