Zelda Tri Force Heroes: Tres no son multitud

Por Axel Christiansen Z.

A pesar de que la serie de Zelda siempre ha sido disfrutada de manera personal, de vez en cuando a Nintendo le gusta pensar que también podría ser una experiencia multijugador. Desde el Legend of Zelda: Four Swords de Gameboy Advance, Nintendo ha lanzado una serie reducida de títulos que juegan con la idea de poder controlar a más de un personaje a la vez.

Son ideas experimentales pero no por eso menos entretenidas. Es cierto, ninguna forma parte del canon ni de la línea argumental principal, pero no por eso hay que dejar de jugarlas, ya que al menos entregan un rato entretenido entre la siempre eterna espera de un Zelda para consolas.

Tal es el caso de Tri Force Heroes, el último juego de la serie lanzado para la consola Nintendo 3DS, el cual se basa de manera exclusiva en el modo multijugador. Cada etapa necesita ser jugada por tres jugadores de manera obligatoria para poder pasar una serie de desafíos que mezclan retos de combate, de habilidad y por supuestos, los clásicos puzzles que siempre están presentes en la serie.

La historia esta vez nos sitúa en el reino de Hytopia, una locación completamente diferente a la que ya estamos acostumbrados. La princesa de este reino sufre un terrible ataque que le quita lo más preciado: su sentido de la moda, el cual debe ser recuperado.

Lo divertido de esta trama es que explica de manera muy entretenida su premisa: el rey hace una suerte de llamado a casting para tratar de encontrar a gente que se parezca a Link para ver si alguno de ellos puede salvar el mundo. Es así como se soluciona rápidamente la explicación de cómo tener tres Links en pantalla y la respuesta es sencilla: ninguno de ellos es Link, solo somos imitadores tratando de buscar tesoros y gloria.

El juego se divide en dos áreas principales: el reino de Hytopia que funciona como lobby para realizar compras y preparar al personaje y el interior del castillo desde donde se embarca a las misiones. A diferencia de un Zelda tradicional, acá no hay historia ni castillos ni mapas que buscar. Existen 32 áreas diferentes, cada una dividida en cuatro niveles que te llevan directamente a la acción.

LoZ-Tri-Force-Heroes-Oct-23-Date

La jugabilidad dentro de estos niveles es variada y por lo general requiere esfuerzos de coordinación, de habilidad con la pelea y de trabajo en equipo. Todo esto sin la posibilidad de conversar si se juega por internet ya que no hay chat de voz.

Lo interesante es que esto no es un problema, ya que se han incluido una serie de botones con reacciones que pueden activarse para comunicarse con otros jugadores, desde pistas para decirles qué hacer hasta señales de ánimo para cuando se soluciona algún desafío complejo.

La resolución de puzzles que requieren coordinación, y la utilización de items que van variando por cada área. A veces cada persona tendrá el mismo objeto y otras veces cada uno tendrá una función diferente, lo que se hace muy interesante para la dinámica de colaboración en cada nivel y sobre todo en los jefes, donde cada persona tiene un rol diferente.

Ahora, si bien el juego permite jugarse con una sola persona, no lo recomiendo para nada ya que el sistema es muy tedioso. En lugar de contar con inteligencia artificial, la persona debe ir intercambiando el control entre los tres Links, lo cual se hace con la pantalla táctil pero termina siendo realmente aburrido y sin gracia. Hay que jugarlo si o si con otras personas.

zelda-tri-force-heroes-49Las opciones de personalización permiten ir desbloqueando materiales para fabricar trajes que te entregan diferentes habilidades y así adaptarse a distintas formas de juego. Hay trajes que te permiten atacar más, usar menos magia, avanzar más rápido, y muchos otros efectos y para obtenerlos será necesario volver a jugar cada nivel.

Lo bueno es que una vez vencidos, se pueden rejugar con modificadores que aumentan la dificultad y también la estrategia, por lo que cada vez será una experiencia distinta.

A la larga, Tri Force Heroes es un experimento exitoso, algo que quizás no se convierta en una serie por si misma, pero si en un título creativo, diferente, pero que no pierde la esencia de lo que hace a un juego de Zelda algo interesante, y si a eso le sumas la necesidad de tener que colaborar, la cooperación se convierte en un elemento propio del mismo puzzle en lugar de algo cosmético.

El modo en línea sirve para jugar si no tienes amigos cerca, o no puedes juntar 3 3DS en un solo lugar, y aun con las limitaciones para comunicarse, funciona correctamente. Un excelente relleno mientras esperamos que Nintendo se digne a decirnos cuando saldrá el Zelda para Wii U.

Nota: 4 de 5 maniquíes

Escrito por: