PINOCHET: La obra censurada en dictadura

“Como director de la compañía me gustaría poder algún día pagarles a los actores para que puedan trabajar en teatro, sólo en teatro y poder vivir de esto” Sebastián Squella, director de Compañía Teatro Perro Muerto.

Por María José Pizarro Pérez (@mjosepizarro)

Intento asistir a todas las obras que me invitan, a todas, lamentablemente el tiempo no siempre me acompaña. Dentro de las invitaciones que me llegaron este mes estaba el montajePinochet, la obra censurada en dictadura”, la agendé para el viernes 2 de octubre y me llamó aún más la atención cuando un amigo en Facebook comentó que la había visto en la semana y la iría a ver de nuevo, ojo que mi amigo también es bien crítico y fanático del teatro.

Este montaje se presenta en la escuela de teatro de la Universidad Arcis, que está ubicada en avenida Erasmo Escala 2728, esquina Libertad, cerca del metro Unión Latino Americana, un poco a tras mano dirá usted, pero fíjese que eso no es inconveniente cuando el boca a boca funciona.

Difícil travesía considerando que los viernes todos quieren llegar pronto a sus casas y la urbe colapsa producto del gran parque automovilístico que existe por estos días en Santiago. La bicicleta, tampoco era la opción, pues una vez terminada la función, tenía que partir volando al otro extremo de la ciudad.

No me pregunten cómo, pero llegué, 10 minutos antes para ser específica y calculo que a esa hora ya había una fila de unas 120 personas que también querían ser parte de esta experiencia.

Con un poco de retraso se abrieron las puertas y el “respetable” entró ordenado y no tan rápido se ubicó en las galerías, en su mayoría, cosa que me llamó la atención, era un público bastante juvenil, calculo que unos 25 años en promedio, pero también habían personas mayores y niños.

Cuenta la historia que esta obra estaba a punto de ver la luz por allá por el año 1986, pero días antes de su estreno oficial fue sacada de cartelera y de su dramaturgo, Rolando “Negro” Vargas nunca más se supo nada, algunos dicen que desapareció, otro dicen que se fue del país.

pinochet 2

Esta obra llegó a oídos de la compañía teatro Perro Muerto a través de un relato, “lo que me llamó la atención fue que era una obra bastante premonitorianos cuenta su director Sebastián Squella y la construimos en base a lo que pudimos conversar con una de las integrantes del elenco original, la sra Alicia, a raíz de este relato construimos un esqueleto el cual comenzamos a complementar el año pasado el cual dio como resultado esta puesta en escena”

Ella se acordaba de cierto temas, de ciertas frases, sobre todo de lo que a ella le tocaba decir, es una dramaturgia que toma la original, pero que en muchas partes son escenas que nosotros tuvimos que reconstruir. En conversaciones más intimas nos contaron que el dramaturgo estaba muy decepcionado de lo que pasaba en Chile con el arte, con la cultura, y dicen que se fue del país, nadie sabe nada de él

– ¿Cómo financiaron el proyecto?
– Puede sonar bastante ridículo, pero yo por ejemplo estuve ahorrando plata un año para hacer esta obra y mis compañeros también. Teníamos tantas ganas de hacer este montaje, que invertimos mucho tiempo para realizar este proyecto, pues como ninguno de nosotros puede vivir del teatro, todos tenemos otro trabajo distinto al de director, dramaturgo o actriz, así que de nuestras otras pegas fuimos durante mucho tiempo dejando parte de ese dinero con el que creamos un fondo para poder montar la obra más tranquilos, bueno y además de eso rifas y todo lo que hay que hacer para poder montar una obra de teatro.

Como director de la compañía me gustaría poder algún día pagarles a los actores para que puedan trabajar en teatro, sólo en teatro y poder vivir de esto.

– Si les costó tanto montar este trabajo ¿por qué decidieron no cobrar entrada?
– Creo que hay dos razones fundamentales, la primera tiene que ver con que queremos que la obra sea vista por la mayor cantidad de gente posible, cuesta mucho llevar a la gente al teatro y sobre todo cuando eres una compañía de teatro emergente, cuando aún nadie te conoce, nadie ha visto tu trabajo, no tenemos a ningún rostro que salga en la tele, ni un famoso, entonces es muy difícil, y como nosotros somos súper desconocidos, nos jugamos porque fuera gratis y que la gente la pudiera ver, porque nosotros tenemos mucha fe en nuestro trabajo.

– Pero están llenos, me imagino que queda gente fuera.
-Sí, nosotros estamos bastante impresionados, yo estudié en el Arcis, y ese teatro para los egresos se llena, va toda la familia, y los exámenes gratis también se llenan, pero obra de teatro como tal es muy difícil, creo que sólo una vez antes había visto que se llenara este teatro, entonces estamos súper contentos y orgullosos de tener la sala llena.

– ¿A qué se debe crees tú?
– Creo que hemos hecho una gran difusión y en segundo lugar quiero creer que el boca a boca nos ha ayudado mucho, la gente está recomendando la obra, le parece buena y claro, la entrada liberada, se mezclan esas tres cosas.

Como compañía “Perro Muerto” este es su primer montaje y están trabajando desde marzo del año pasado, pero todos son amigos y han trabajado juntos en pequeños proyectos anteriores. La compañía la componen artistas del Arcis, de la Universidad de Chile y del Conservatorio de las Artes.

Pero ¿De qué trata habla el montaje? Habla del poder, del poder de ambos lados, tanto de izquierda como de derecha. En el montaje se instalan cuatro personajes que forman, queramos o no, parte de la historia más oscura de este país, la señora Lucia, el cura Hasbun, Jaime Guzmán y Manuel Contreras.

En el texto original no estaba contemplado Contreras, el personaje que había insertado el dramaturgo fue José Toribio Merino, pero en esta nueva versión fue reemplazado por el ex jefe de la Dina.

Con un lenguaje que interpela constantemente al público pasamos de la risa a la reflexión y viceversa, con citas, “gestus” y elementos propios del teatro de Bertolt Brecht. Esta obra, interpretada por 4 actores jóvenes llenos de talento estará en el teatro del Arcis hasta el 17 de octubre.

Si usted es estudiante de teatro y todavía no comprende bien que es el “distanciamiento” o “el teatro épico” aquí tiene un montaje donde podrá encontrar muchos ejemplos.

Buena dramaturgia, muy buena dirección, buena selección de la música, grandes actuaciones, lo que le quiero decir, en resumen, es que no se la puede perder. Llegue temprano o se va a quedar a fuera.

LO QUE NECESITAS SABER

Compañía Perro Muerto
Dirección: Sebastián Squella
Asistencia de dirección: Victoria Iglesias.
Dramaturgia: Colectiva en base a los relatos del texto de Rolando “negro” Vargas.
Actuación: Camilo Venegas, Nicolás Calderón, Rodrigo Florechaes y Valeria Aguilar.
Diseño integral: Javier Pavez.
Producción: Víctoria Iglesias y Valeria Aguilar.
Funciones: hasta el 17 de octubre, jueves a sábados 20:30 horas.
Entrada: liberada (aporte voluntario)

Escrito por: